lunes, 27 de septiembre de 2010

sin titulo

Cada ves que la miraba a los ojos era como si ella no se diera cuenta de su propia fragilidad, definitivamente parecía un gatito enojado; o tal ves era yo el que no podía ver lo fuerte que en realidad era, ahora que lo veo de esa manera, creo que no he visto lo suficientemente profundo en su alma...pues alguien débil no podría lidiar con una bestia de mi calaña y ella es tan valiente o tan estúpida de haberme entregado lo mas valioso que podría dar : su corazón y no es que alguien no me hubiera entregado algo así antes, es solo que cada ves que me ponía a pensar en las miles de maneras en las que podría destruirla, manipularla o darle un buen uso parte de mi se aterrorizaba a la sola idea de hacerle daño, lo único que podía pensar era "No, ella no".
No se si era el instinto protector del mas fuerte al mas débil, pero al parecer ella no hacia caso a las precauciones que tendría cualquier otro ser humano CUERDO, debió haber salido huyendo cuando pudo en ves de tratar de acercarse mas a mi y no es que yo haya hecho algún esfuerzo por asustarla y alejarla, mi egoísmo fue mas allá, no sabia muy bien por que pero la quería para mi, y no lo hice pero pensé que mi sola presencia activaba los instintos de supervivencia en las personas..esa señal de PELIGRO del que ella carece al parecer.


(CONTINUARA)