martes, 30 de abril de 2013


Quiero perderme en tus pensamientos. En tu acento y tu risa.
Quiero perderme en aquellas palabras que nunca dices. Quiero perderme en ti.
Quiero perderme en tus brazos y en tus defectos. En tu respiración y en tus secretos.
Quiero perderme en tus demonios. Quiero luchar con tus demonios. Quiero ser el único demonio que lleves dentro.
Quiero perderme en ti de todas maneras posibles.
Pero nunca te quiero perder a ti.


sábado, 27 de abril de 2013

Desde que te fuiste hasta las cosas mas simples se me hacen sumamente complicadas; no entiendo aun porque en todas partes y a todas horas tu aroma me invade y me cala el alma.
Me quema la piel de tan solo pensarte, y no me explico como es que tu te fuiste y yo me quede amándote toda la vida.
La calle, la gente, todo a cambiado y yo sigo igual, suspendida en el tiempo y en tus ojos, esos que solo recuerdo por una vieja fotografía, la única que no alcanzaste a llevarte pues al marcharte tomaste todo lo tuyo y siempre me pregunte ¿Por que me dejaste atrás? Si yo también te pertenecía.




jueves, 25 de abril de 2013

Una tarde

Te tuve tan solo unas horas mi amor, con besos sabor a tabaco y  tu voz que me embriagaba de a pocos. Con tus manos en mi cintura y tus labios rozando mi frente; me perdí en tus caricias, me enrede en tus abrazos y recordé los momentos en que te miraba de lejos, tan distante, esperando el momento de tenerte al fin a mi lado.
Encajamos de manera perfecta, como si me hubieran creado con el propósito de acurrucarme en tu pecho, dormir a tu lado y sentir tus latidos.
Y esta noche escribo para inmortalizar esas horas, para contarle al papel de ese cariño inconcluso, de un amor que no fue y de dos caminos que se separaron para juntarse un instante.
Me despedí con un beso, seguí con mi vida y tu con la tuya, pero al menos te ame una tarde.





lunes, 22 de abril de 2013

No te prometo recordarte siempre pero te tendré en cuenta cada vez que un lápiz tome mi mano e intente escribir. 
Tendrás un lugar en mis historias, mis versos y mis palabras; cada punto y cada coma abrazaran el papel como dibujando tu rostro, plasmare nuestras risas y mi poesía se encargara de mantenerte vivo entre mis recuerdos, ahí donde ya no dueles, donde ya no quemas, donde puedo respirar tu aroma sin que mi cuerpo se estremezca pensando en tenerte.

Indyra O. 


domingo, 21 de abril de 2013

Mirarte a los ojos era como caer en un mar lleno de incertidumbres, era sentir el corazón entumecido y el pecho atravesado por un vacío casi placentero.
Verme reflejado en tus pupilas era quedarme plantado en medio de la nada completamente vulnerable, esperando a que des el primer golpe ¿Y que mas podría haber hecho? si tu sola presencia me inmovilizaba, me envenenaba, me atraía de una manera brutal e inexplicable.










jueves, 18 de abril de 2013

sin terminar

Eran las 4:00 pm, lo recuerdo, hacia frío y estaba todo nublado, a decir verdad no tenia muchas ganas de verla, hace dos años que deje de tener esas ganas. Estaba sentada, mirando el reloj y esperándome como siempre hacia.
Me pare frente a ella y tome su rostro delicadamente, guíe su mirada hacia a mi con la esperanza de sentir ese relámpago, esa chispa, ese vació en el estomago que se siente cuando estas enamorado mas no paso nada, el aire seguía corriendo, los autos pasaban y los niños jugaban en el parque.
Ella me miraba y el mundo no se detuvo en sus pupilas, mi pulso no se disparo con su sonrisa y caí en cuenta de que todo había acabado y creo que nada ni nadie en el mundo me habría preparado para ese momento

Volviendo a escribir.

Pocas veces en la vida pasa que te encuentras con esa persona que te pone el mundo de cabeza; desde que la miras por primera vez te das cuenta de que a partir de ese momento nada volverá a ser igual; algo se acciona y sin importar las circunstancias ese algo te jala, te absorbe, te consume, te arrastra a ese raro ser que por alguna extraña razón parece destinado a tropezarse contigo y quedarse, si tienes suerte, para siempre.


Indyra Oropeza.

domingo, 14 de abril de 2013

Para ti.




Esta va para mi inspiración, para la inspiración que me a dibujado versos en todo el cuerpo y me llevo a plasmarlos a un papel;  para él que hace cobrar vida a cada linea de mis manos para hacerlas historias de alguna pena inventada o tal ves mas verídica de lo que parece, para mi musa o mas bien mi numen que llego, quien sabe, no lo suficiente temprano pero tampoco demasiado tarde, mas en el momento justo para sacar de mi toda la poesía de un alma que yo creí caduca en un principio.


Apareciste para llevarme a una ataraxia eterna, llena de versos y poemas, de besos y caricias, de amor, puro y sincero.




Te amo, para siempre.