domingo, 30 de junio de 2013


Y pasa que un día, en un segundo, descubres algo inesperado;
que te recorre el cuerpo y te hace sucumbir en suspiros,
que dispara tus latidos y te corta la respiración.
Y de repente, todo da igual;
si dura un día, un año o un segundo.
Ya nada importa, porque paso y desde ese momento
nunca volverás a ser el mismo. 










lunes, 24 de junio de 2013



No te voy a mentir, recuerdo tu nombre a veces;
cuando fumo y me encuentro sola,
cuando el silencio me invade y el eco de tu voz resuena en mi cabeza.
En esos instantes puedo jurarte, amor, que el dolor de perderte duele mas
y el vacío que dejaste se hace mas hondo.
Las heridas se abren y las lagrimas fluyen
porque aunque nuestros destinos no estaban unidos,
siempre estuvieron entrelazados. 




viernes, 21 de junio de 2013



El camino hacía tus brazos era casi un ritual en mi vida;
era prepararme en silencio y lentamente,
ir calculando el momento preciso y la mirada exacta.
Era dibujarme los ojos todas las mañanas, una vez a la semana,
con el afán de capturarte por un momento.
Era guardarme mi cariño, ahí en el fondo del alma
en donde no te toque, en donde no te alcance, en donde no lo sientas.



miércoles, 19 de junio de 2013



Me sumergí en el dolor de perderte;
para extrañarte, aunque nunca te tuve; 
para sentirte, aunque sea de lejos;
para pensarte, para llorarte
para explicarle de alguna manera a mi cuerpo que te has marchado.
Se me encoge el alma y me quiebro;
si, una vez más.
Porque me enamore de ti como lo hacen las mujeres inteligentes: como una idiota.





martes, 18 de junio de 2013


Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.
¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.
Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).
Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Jaime Sabines. 




jueves, 13 de junio de 2013



¿A donde iré cuando te vayas?
cuando me faltes, cuando despierte en la mañana y el amanecer no traiga consigo tu rostro.
Explícame como llenare el vacío de tu almohada, como eh de reemplazarte.
Dime si encontrare un lugar en donde no intente hallar tu rostro,
en donde no me persiga tu mirada, en donde pueda respirar en paz sin morderme los labios para no pronunciar tu nombre.
Si llegara el día en el que no añore tus abrazos y al fin pueda dormir sin extrañarte. 



martes, 11 de junio de 2013



Hace mucho tiempo tenía un beso atrapado a la mitad de los labios;
y entre tu rostro y el mio, entre tu risa y mis ansias
nos besamos por primera vez.
Así nos juega el destino a veces, nos lleva y nos trae
para juntarnos por un momento, para sentirnos, para extrañarnos,
para envolvernos entre miradas, para tomarnos las manos.
Y es que al final de cuentas somos un par de caminos distantes, distintos;
esos que se cruzan a veces, esos que han aprendido 
 a siempre decirse adiós. 




















jueves, 6 de junio de 2013

mariposas en el estómago


Discúlpame si te hablo constantemente, si no cierro la puerta que da hacía tu mirada 
si te sueño, si te pienso, si te anhelo 
y es que a veces no se si te quiero mucho más allá de mis fuerzas.
Eh de confesarte que te odio por momentos, pues me intrigan tus pupilas oscuras
tus gestos indescifrables y esos labios testarudos que me carcomen el alma cuando pronuncian mi nombre.



miércoles, 5 de junio de 2013



Este noche me fumare tu recuerdo,te voy a querer por última vez
y se que me repito lo mismo constantemente
pero hoy, en serio te digo que me canse de perder la cabeza
de fumarme un cigarro todos los días con el afán de olvidarte
me harte de esperar que al apagarse la llama tu rostro en mi mente se vuelva cenizas.





domingo, 2 de junio de 2013




Te sé de memoria; desde tu cabello negro hasta la punta de tus pies cansados; siguiendo por tus ojos, rozando tus lunares y terminando con los hoyuelos que se forman en tu rostro cuando ríes. 
Te repaso diariamente y acaricio mis recuerdos uno a uno intentando hallarme en tu mirada 
porque tú, mi amor, apareces en cada punto y en cada coma; en cada verso que me brota del alma.